jueves, 30 de octubre de 2008

Arroz Chino Peruano

Ingredientes:

2 1/2 tazas de arroz
5 tazas de agua
1 bolsa de frijoles chinos (brotes)
2 milanesas grandes de pollo
4 cucharadas de aceite (para el pollo)
200 gramos de jamón de pierna, entero
8 tiras grandes de tocineta
1/2 cabeza de ajos machacados
12 hojas de cebollín ó 3 ramas, bien picaditas
1 huevo ó 2
Salsa de soya, cantidad necesaria
Sal al gusto
Envoplast
2 cucharadas de aceite.

Preparación:

Se cocina el arroz blanco con las 5 tazas de agua y sal al gusto. Al estar a temperatura ambiente, se guarda en la nevera de un día para otro (preferible cocinarlo de noche).
En un sartén se pica el pollo en cuadritos y se fríe con los ajos machacados y sal al gusto.
En una olla, se sofríen en las dos cucharadas de aceite, el cebollín, la tocineta picadita y el jamón de pierna picado en cuadritos. Se saltea todo esto hasta que esté bien sofrito. Se le agregan los frijoles chinos blanqueados (se hierve agua y se introducen 2 minutos, se cuelan y se dejan escurrir). Se fríen los huevos, procurando que la amarilla quede dura. Se pican bien pequeñitos y se le anexan al sofrito. Después de que todos estos ingredientes estén bien mezclados, se procede a verterle el pollo picado y el arroz. Se mezcla muy bien, nuevamente. Se le coloca la salsa de soya hasta que agarre una coloración marroncita clara. Se revuelve y se tapa con envoplast, hasta el momento de servir.

Nota: No necesariamente tiene que usar milanesas de pollo: puede usar otras presas grandes.
En cuanto a los huevos, yo hago una tortillita revolviéndolos y agregándoles un poquito de sal. En un sartencito tapado a fuego lento cocino los 2 huevos en 3 cucharadas de margarina. Luego la volteo por ambos lados hasta que dore.
La coloración depende del gusto. Hay personas que les gusta el arroz bastante oscuro.
Cuando haga este arroz créame que se hará merecedora de múltiples elogios.

Receta de la señora Caridad Medina. A esta amiga la conocí en un club de abuelitos y coincidimos en el gusto por la cocina. A través de diálogos entre ambas, supe que había trabajado con peruanos, de quienes asimiló sus recetas que gustuosamente me obsequió. Ahora, expreso con propiedad, que las recetas son fomentadoras de amistad...
Barquisimeto 30 de Enero de 2005.