miércoles, 12 de noviembre de 2008

Mandoquitas Dulces.

Ingredientes:

1 kilo de harina de maíz amarilla (también sirve la blanca, pero no quedan tan sabrosas)
2/3 de panela de papelón
1 kilo de queso blanco (duro o semiduro) rallado
1 plátano pintón
7 tazas de agua.

Preparación:

1.-Se disuelve el papelón en 6 tazas de agua y se deja enfriar. Mientras, se sancocha el plátano en agua hasta quedar blando y se hace puré con él.
2.-Al agua de papelón se le añade la harina de maíz y se mezcla hasta lograr una preparación homogénea. Luego a la masa se le añade el plátano machacado y la mitad del queso y se sigue amasando hasta que se hayan unido bien todos los ingredientes.
3.- Para hacer las mandocas, se hacen bolitas de masa (más grandes que un limón, pero más pequeñas que una naranja) y luego se les da forma de rolitos. Estos rolitos se unen por los extremos (como unas roscas) y ya tienen las mandocas con su forma característica (forma de gota con un hueco en medio).
4.- La séptima taza de agua es para ir ablandando la masa, agregándole agua poco a poco si es que quedó muy dura, ya que debe quedar firme para que no se enchumben al freirlas, pero si queda muy dura la masa, entonces se parten o se agrietan los rolitos cuando se unen los extremos.
5.- Se fríen en abundante aceite bien caliente, primero de un lado y luego del otro hasta que estén bien doraditas.
6.- Ya están listas, lo que resta es comérselas. Pero, ojo, se comen con la otra mitad del queso rallado, partiendo las mandocas con las manos y presionando los pedazos en el queso para que se les pegue.

Nota: Este plato es zuliano, se come frecuentemente caliente con mantequilla y queso. Es muy común en el occidente venezolano. En Portuguesa, específicamente en Araure, se les llama "Manducas" y se preparan sólo con harina agua, papelón o azúcar y queso. En Barquisimeto se preparan de igual modo, pero se les anexan semillitas de anís lo que les proporciona un sabor delicioso. Se acompañan con café en el desayuno o en meriendas. Sin embargo, no es extraño encontrarlas como acompañantes de platos de carne, pescado o pollo, sin perder su toque dulce característico.

Receta publicada en el diario de Barquisimeto
"El Informador," 24 de Agosto de 2008.